21 de febrero de 2016

Despidiendo,el invierno y otras cosas.






El adiós de un instante,

es el hola! de un mañana,

la nube donde se refleja,

la luz que nace del alma,

el párrafo que comienza,

un texto sin acabar;

sus letras ya son del aire,

su voz ya fue derramada,

ahí, donde el corazón guardó,

la gratitud encontrada.


                                                                         

                                                                                     Iñaki.


8 comentarios:

Ligia dijo...

Por aquí prácticamente lo estamos recibiendo ahora... aunque pronto llegará la primavera. Abrazos

Julia L. Pomposo dijo...

Hacía tiempo que no pasaba por aquí y me encuentro con este hermoso poema.
Gracias por compartir belleza
Abrazos

Francisco Espada dijo...

Iluminada sencillez para despedir a un invierno que ha jugado a otoño continuado, salvo algunos coletazos.

Un abrazo.

María dijo...

Mmmm qué bonito! IÑAKI!

...y el caso es que este invierno está tan loco como el resto de las locuras que nos rodean, tan pronto una temperatura cálida de primavera, como tras una tarde azul brillante se desata un aguacero que nos deja con el agua por la garganta ... ;)

Es verdad que el adiós! es la antesala de un hola! y tras la noche siempre sigue el día, obviedades que olvidamos y no por ello dejan de ser ciertas .. sobre todo yo que no soporto las despedidas ;)

Mejor hasta luego en primavera siempre mi querido IÑAKI, si acaso ya sabes nos inventamos en primaveroño que es intemporal inmutable y permanente saludo sonriente para nosotros aquí;)


Muuchos besos y mil gracias por tu cariño en letras siempre! mi querido hombre TIERRA para siempre;)



Sara O. Durán dijo...

Todo se va evaporando con los días o el viento va arrasando.
Un beso de anís.

Victoria dijo...

Hermoso el leer tus versos..

Abrazos Victoria

Fanny Sinrima dijo...

Hola, Iñaki. Me sorprende tu silencio; ¡6 meses ya sin escribir nada!...Deseo que no ocurra más que tu musa está de vacaciones pero está a punto de volver a ti.
Echo de menos tus poemas.

Un abrazo.

Fanny Sinrima dijo...

Y vuelvo deseosa de encontrar "ese hola del mañana" que sigue al instante del adiós.
Espero que "al abrigo de las jaras", vuelvan a florecer tus poemas.

Un abrazo.