Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2013

La razonable verdad.

Imagen
La razonable verdad, es una duda,
una semilla intermitente y prematura,
arrastrada por el viento de la vida,

hacia el pozo donde anida la amargura.
Frágil jinete cabalgando, sin la silla,
donde atamos el miedo, a la cordura,
enterrando entre las prisas y la noche,
el alba y la luz de la locura,

eterno y fugaz destello,
donde nacen ideales y las flores mudan,
hacia el inmenso color donde se baña,

 la libertad, sumergida en la ternura.



                                                  Izara.








Imagen
Dejo...
en los días postreros del invierno,
un beso...
donde duermen los sentidos que conservo,
al abrigo...
de la insensible carrera donde el tiempo,
nos mece...
en primaveras que asemejan atropellos,
pues amor...
que primavera volvería sin los sueños,
y aún soñando...
que primavera, volvería sin los cielos,
donde tus ojos...
clavan el sol sobre mi cuerpo,

con el dulce alfiler...

 de un, te quiero.


Imagen
La pequeña estrella que mantiene intacta,
la luz del atardecer,
 sobre las sombras del alma,
no está en el cielo,
ni del cielo baja.
Esta justo en tu interior,
pero no en lo que guardas,
sino en lo que das,
sin pedir nada.


Ya no hay quijotes.

Imagen
Ya no hay quijotes cabalgando en ideales, 

donde la libertad galopa por los campos,

donde la vida abraza el porvenir,

si nuestros sueños se aferran al trabajo.

Somos quijotes enredados en la red,

 de las palabras, sin lanzas y sin dardos,

sin utopías, donde agarrarse,

aunque nos hieran, con sus aspas los costados.

Sin horizontes, donde medir,

el tiempo y el espacio,

de las jornadas que jalonan el vivir,

somos cansancio,

de frío y nubes,

que ocultan corazones, escarchados.

Ya no hay quijotes rotos de locura,

ni siquiera hay Sanchos,

que pongan una palabra de mesura,

una palabra sin precio, sólo regalo,

 una palabra caricia en la amargura,

que produce haber dejado,

 nuestro futuro inerme, antes de su lucha.



                                                                       Izara.