10 de enero de 2016

Un nuevo año.





al comenzar...

este recuento de la luz, llamado tiempo,

recojo...

en la inmensa grandiosidad de lo pequeño,

el instante...

donde germina la semilla de los sueños,

y lo guardo..

apegado a las entrañas de mi cuerpo,

por si acaso...

tu soñaste alguna vez azules vuelos,

siendo ave...

que rozara con sus alas, en mi suelo,

dejándolo...

añorando de surcar todos los cielos.


                                               
                                                     
                                                                               Iñaki.


Muy feliz año para todos.                                                                                                   


2 comentarios:

Francisco Espada dijo...

Bello poema que arranca de un punto casi indefinido para aterrizar en la candente realidad.

Un abrazo.

Myriam dijo...

Bellísmo, Iñaki.
Una caricia para el alma,
en pleno vuelo.

Muy Feliz Año Nuevo,
Besos