Invierno.









Ni siquiera las hojas, son parte ya del viento,



la húmeda tierra atornilló sus alas;




 las vacías ramas, que un día florecieron,




hacia el gris del cielo, miran con desgana,




la primavera pasó, como pasa un sueño,




destello de un instante, que sin concluir, acaba,




la fuerza de los días, reside ahora en el suelo,




el calor de la noche, en la luz de la esperanza.







                                                                           Iñaki.





Comentarios

  1. Precioso tu invierno ... me lo llevo en el corazón. Gracias Iñaki.

    ResponderEliminar
  2. Iñaki, mi felicitación por este hermoso poema en el que junto a la melancolía de lo perdido se abre paso la esperanza de otra primavera.

    Que pases estas fiestas muy feliz en compañía de familiares y amigos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Palabras hermosamente enlazadas, me voy con una sonrisa de esperanza.
    También vine a decirte: Feliz Navidad, que pases unas fiestas entrañables, con lo mejor de lo mejor, que te haga sentir muy pleno. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Ayer/hoy, un poquito después de pasadas las 12 llegó el/tu INVIERNO fue la noche más oscura y larga de tooodo el año, a partir de hoy empieza a reinar la luz y su poder aumentará cada día un poquito más hasta que en la primavera toda la fuerza que guarda ahora la tierra en sus entrañas explote con el calor que guarda dentro llenándolo todo de verdes y colores, igual que los humanos, quien guarda su calor dentro lo conserva pase lo que pase fuera, tú eres así IÑAKI por eso en lugar de verde y pétalos de colores te salen cosas preciosas como esta en letras incluso inviernando:-)

    Un beso grande hombre TIERRA y muy feliz Navidad para ti y los tuyos!

    ResponderEliminar
  5. Muy hermoso tu poema. Felices fiestas para ti y los tuyos. Abrazos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario