Aún pensando que me entiendo,

cuando me giro hacia atrás;

y hacia atrás la vista vuelvo,

sé que tropiezo el camino, 

que ya creía pasar.

Pero el camino no pasa,

soy yo, mi senda y mi andar;


y aún  no he sentido mis pasos,


aferrarse a la verdad.


Tan sólo es el horizonte,


el que se acerca hacia acá,


con las sombras en sus dudas,


con la luz....¿en su final?





                                   Izara.








Comentarios

  1. Bella imagen, muy bella. No diré más, ante un concepto tan caleidoskópico como la verdad, silencio o una infinita verborrea, mejor lo primero.

    ResponderEliminar
  2. Me imagino que te has inspirado en Machado y has reinterpretado su famoso poema de huida hacia Francia.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Pero si hay sombras, es que también hay luces...

    Muy bello Izara, muy bello!

    Besos poeta!

    ResponderEliminar

  4. Izara... cuanto tiempo ha pasado cierto?

    Y quien sabe cual es la verdad?

    la verdad nos hace respirar, movernos e ir donde se debe.

    Me gusta regresar aquí cuando me vienes a la mente.

    abrazos.

    ResponderEliminar
  5. Thanks for Your visiting in my blog and Greetings from Finland!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario