Y si cayeran las letras

rebotan las fechas









Rebota mi alma en la pared de estas fechas, de palabra zalamera y actuar escaso.
No puedo decir sinceramente todo lo que pienso, sin romper el invisible tablero, donde jugamos a querernos.
No puedo decir que se cumplan todos los deseos, si no sé para que serán usados, ni si en ellos va la guadaña de otros muchos deseos.
No puedo decir que me gustan todas las palabras y aún algunas que me gustan no puedo decir que las creo.
Pero aún así, parcial, incrédulo y rebotado; sé  que hay palabras que se abrazan a los hechos, que hacen nidos con sus manos para que la paz se pose en ellos.
Pero aún así torpe, oscuro y huraño, no puedo no desear que un mundo mejor te roce y tu notes su caricia en la piel de un ser humano.
Así que para ti:




Que sonrían los ojos de la gente a la que amas,
que abraces a quien tu quieras, 
que quieras a quien abrazas;
que la ternura se vista con tu voz,
que tu voz sea alabanza,
que esa alabanza traspase con su luz,

la coraza que cubre con su miedo,
los cerrados corazones, que sólo se abrirán,
......si tu los amas.




                                                                                                                                                
                                                                                  Izara.


Comentarios

  1. Que la vida te sonría y su sonrisa, te duré... En estas Fiestas... Los 365 días que nos vengan... toda una eternidad. Bien hallado. Un abrazo, Iñaki.

    Amor Olomí

    ResponderEliminar
  2. Gracias IÑAKI, siento que no sientas la Navidad como algo entrañable, porque tú lo eres, a mi me gusta, sieempre me ha gustado y no por la parafernalia que montamos al rededor de estas fechas, en mi caso porque vuelvo y siempre he vuelto con los míos, a mi casa.

    Para mi la navidad es volver a casa, a mis recuerdos de la infancia, a abrazar a los que quiero y el resto del año tengo lejos físicamente aunque no de mi corazón, porque sigo siendo muy infantil y me sigo emocionando con casi todo, las cosas bonitas del invierno, las luces, los brillos y los adornos... suena superficial pero es verdad, la magia, la ilusión en la cara de los niños está, estará siempre por más que los mayores la hayamos olvidado e incluso asesinado bajo montañas de consumismo e hipocresía... yo seré la viejecita más joven del asilo y seguiré poniendo cada Navida comida a los camellos, por más que sienta en le alma que haya mucha gente que desgraciadamente no la tiene.. ojalá pudiera evitar eso, en estas fechas y siempre, me temo que no puedo.

    En fin, que a mi me gusta besar y abrazar a todos los que quiero durante toodo el año, sonreír aunque llore a veces a la vez y sentir y dar ternura que al final es la forma de acariciar desde lejos y desde cerca... siempre, pero en Navidad aun más. Ojalá te llegue todo eso donde quiera que estés y un poquito del calor que aunque solo sea en palabras escritas es de verdad y yo sé que tú sabes que es así.


    Toodo lo mejor para estos días y para siempre para ti y los tuyos IÑAKI.


    Muuuchos muchos besos y todo mi cariño.

    ResponderEliminar
  3. Hermosas palabras. Feliz Año Nuevo con salud y prosperidad. Abrazos

    ResponderEliminar
  4. Muy tiernos estos deseos que recibo con cariño, Iñaki. Te deseo lo mismo multiplicado por mil.

    Y que la vida te sonría, aún cuando esté triste. Y cuando llore, que despeje pronto las nubes, para que después del aguacero, vuelva a brillar el sol.

    Un fuerte abrazo y Felices fiestas, Feliz 2013

    ResponderEliminar
  5. Buenos deseos que son un regalo adornado en sabias palabras.
    Un post que me parece muy sincero, lejos de las felicitaciones típicas y tópicas de estas fechas.
    Saludos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario