Sobrevivir al invierno.

In memorian







La nueva primavera libará las flores,
al otro lado de la inmensa luz, que borra las noches.
El aleteo de un enjambre de recuerdos entrañables,
exprime el dolor en el amor,
y el dolor ahoga su grito desgarrado
en la inmensa pradera de esperanza,
donde el horizonte juega a esconder lo anhelado,
pero el recuerdo del ayer trae en sus manos,
la ofrenda del mañana deseado,
con todo lo que queda cuando amamos.


En recuerdo de mi primo Jose Angel.


                                                                 Iñaki.

Comentarios

  1. Ellos se van, pero nos queda su recuerdo.
    Creo que nos medimos por lo que sembramos.

    un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Un abrazo muy grande Izara
    Soy mala para comentar un adiós...

    ResponderEliminar
  3. Hermosos homenaje a tu primo, Izara.

    Vivirá siempre en tu recuerdo y en tus versos.

    Un beso

    ResponderEliminar
  4. El sentimiento de la ausencia es terrible, triste, pero reconforta pensar que, ésta, siempre es debida al amor, al poso que quienes nos acompañaron, dejan en nuestra forma de comportarnos, de afrontar la vida. Quizá haya un hueco para una sonrisa dentro de la ausencia cuando revivimos las risas y los momentos compartidos. Si miramos en nuestro interior, uno puede darse cuenta de que, están ahí, en nosotros, de que nunca nos abandonarán. Su huella está en nosotros y con nuestra manera de hacer, podemos reconcerlos y reconcernos en ellos, por y para siempre.

    Izara, un fuerte y cálido abrazo.

    ResponderEliminar
  5. El recuerdo siempre perdura cuando se ha amado...La esperanza nos lleva encontrar nuevos caminos y encontrar todo aquello que anhelamos...

    Un cálido abrazo

    ResponderEliminar
  6. Un homenaje sentido y hermoso.

    Abrazo grande

    ResponderEliminar
  7. Aunque los pensamientos nos colmen de añoranzas debemos guardar en nuestra mente los gratos recuerdos compartidos con ellos y con el tiempo sonreír al rememorarlos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Nunca se van, y en este caso, el homenaje convertido en hermosas letras que traspasan los sentimientos, es más perdurable...

    Besarkada haundi bat!
    Aurrera!
    ;)

    ResponderEliminar
  9. Bonito homenaje que le has dedicado a tu primo José Angel que le llevas en tu corazón.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Es un poema precioso en homenaje.
    Los recuerdos que vienen y van y aunque el dolor siempre están abrazados al amor.


    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Lo siento mucho ¿IÑAKI? siento llegar tarde, pero tus palabras no... tua palabras le habrán llegado allá donde esté JOSE ANGEL ... es precioso cuando alguien sugiere palabras tan hermosas como las tuyas, es un homenaje lleno de luz, fragancia a primavera y entrañable cariño. Decir adios es siempre doloroso, por eso yo jamás lo digo... solo hasta luego... creo que en esta vida sólo hay hasta luegos... creo que tarde o temprano, de una u otra forma, todos los que nos queremos nos encontraremos donde sea y como sea... de verdad que lo creo. Tú tambièn te reencotrarás con JOSE ANGEL.


    Llegué ayer de viaje y no sé si es por eso, pero creo que nadie se va del todo de ninguna parte cuando deja un poquito de su corazón allí donde ha sido feliz.




    Un beso grande IÑAKI ..o IZARA, tú me dices ¿vale?:))

    ResponderEliminar
  12. Amigo Izara.

    Llego tarde para dejarte un abrazo y acompañarte en tu dolor. Sin duda, sus recuerdos os acompañarán en su ausencia.

    Precioso recuerdo le has dedicado.

    Maat

    ResponderEliminar
  13. Queda mucho cuando hemos amado y a esos recuerdos debemos recurrir para seguir llenando nuestras manos, nuestro corazón, y seguir ofreciéndoselo porque cada vez que lo recuerdes estará vivo en ti.

    Un abrazo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario