El tiempo de la prisa





Todas las mujeres que soy,

las que me han traído hasta aquí,

desde el polvo de una estrella,

hoy me miran con tus ojos,

hoy son tus besos, su huella.



                                                 Izara.

Comentarios

  1. El/la último/a de nuestros/as amantes es la suma de todas nuestras experiencias pasadas, de sueños acabados o de estrellas aún por descubrir.
    Esos ojos del poema lo reflejan como espejo diáfano de deseos, esos besos son la huella indeleble de la valentía de amar.

    Bellísima composición, Izara.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Hola Izara

    Me gusta. He visto una línea dorada bajar y acunarte.

    Es un poema que dice mucho, y mueve por dentro.:D.

    Besotes.

    ResponderEliminar
  3. Hermoso escrito homenajeando a la mujer, un saludo.
    Por cierto que decir de la canción dedicada a esa bella comarca Navarra de Baldorba, todo un placer escucharla.

    ResponderEliminar
  4. Profundamente dulce, profúndamente humano.

    Gracias.

    ResponderEliminar
  5. ¡¡Qué belleza, amigo poeta!! y con esa música de acompañamiento aligeras los pesares ¡¡gracias por compartir!!

    dos abrazos

    ResponderEliminar
  6. Yo creo IZARA,

    que a ti, sólo se te puede mirar con cariño. Te lo ganas con tus palabras. Supongo que todas las mujeres de tu vida han hecho la persona que hoy eres y de alguna manera forman parte de ti...

    Todos somos polvo de estrella, es cierto, sólo que unos brillan más que otros...por eso a algunos es más fácil besar que a otros...


    Yo te dejo montón de besos para que los sumes a los de ella...¿me dejas verdad? :-)


    Escribes preciosidades.


    Espero que estés pasando un feliz domingo, IZARA

    ResponderEliminar
  7. son muchas,somos todas diferentes-por suerte-belo molto bello!
    un bacioi per te
    gracias
    lidia-la escriba

    ResponderEliminar
  8. Muaaaaaksss ¡¡muchísimas gracias!! :-)

    A tus chicas más besos.


    Feliz sábado IZARA

    ResponderEliminar
  9. Un poema tierno y romántico, Izara, uno que reconoce en el pasado la felicidad de su presente.
    ¡Hermoso!

    Besotes.

    ResponderEliminar
  10. IZARA,primero de todo, esa música es bálsamo celestial,qué maravilla,no me iría,me quedaría aquí...Viendo ese polvo dorado de estrellas,que bajan a tu blog para abrazarte,porque todas las mujeres,que te precedieron se regocijan hoy de haber creado tu vida y tu historia...!
    Mi felicitación,mi gratitud y mi abrazo inmenso siempre,amigo.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  11. Ella reúne lo mejor de todas, ella es el Alfa y la Omega de todas las mujeres. Ella es! Y eso es suficiente.

    Hermoso, con una pasión dulce que ennoblece todas las almas tiernas.

    Abrazo, gracias por estar en mi casa y dejar una huella que me ha alegrado enormemente.

    Anouna

    ResponderEliminar
  12. Izara te vi por mi espacio y estoy en el tuyo, disfrutando de bellos y armoniosos versos.

    Un gusto.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  13. ...y trajiste aquí mis ojos... que gusto ver mi nombre escrito en tí...en la estrella encantada de una vida plena llena de luz ...al abrigo de tus jaras.

    mil besos,te sigo!

    ResponderEliminar
  14. ¡Hola, Izara!
    Gracias por visitar mi lugar y por tus palabras.
    Me gusta tu blog. Me gustan tus poemas.
    Escribes versos cercanos, sencillos y plenos de contenido. Su mensaje diáfano cautiva y llega muy dentro.
    Volveré, sin duda.
    un saludo.

    ResponderEliminar
  15. Humano y delicioso. Un sublime concierto de palabras que emocionan, nos envuelven y acercan recuerdos. Muy bello. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Cuánta hermosura has hilvanado en estos versos que tanto dicen, cuánto respeto y amor hacia todas las mujeres de tu vida.
    Me quito el sombrero.

    Aquí llego, tarde, pero llego, que en estas jaras me encuentro a gusto y cobijada.

    Te abrazo muy fuerte, amigo Izara.

    ResponderEliminar
  17. Tus letras son caricias para el alma que mecen los sentidos.

    Un beso.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario