El tiempo de la prisa

La danza del otoño.



La danza del otoño,

consentida o negada,

que mas da.

Caemos en sus brazos,

presagio de unas ramas,

abiertas y desnudas;

sin pudor...pero heladas.

Nuestra cintura ya es suya,

y nuestra alma...

se agita en la nostalgia.

Danzamos sin quererlo,

en la penúltima sala,

sintiendo tras su puerta,

la música que habla:

para el baile del invierno,

no vistas tu morada,

trae tan sólo flores,

de tu primavera pasada,

aquéllas que  guardaste,

envueltas en piel humana,

la que  tus  manos frotaron,

en otras manos hermanas,

que siempre te encontraron,

cuando te necesitaban.


                                            Izara.

Comentarios

  1. Hola Izara

    Bonito poema. Muy, muy bonito.Se ve que el otoño te inspira.

    Sigue escribiendo y regalándonos tu arte. Es un placer tus versos.


    Un abrazo, amigo

    ResponderEliminar
  2. Precioso de principio a fin. Me encanta esa visión del otoño que ofreces, "penúltima estación" que no se duele, sino que prepara el invierno y se alegra de las flores primaverales.

    Profundo, hermoso, vital, redondo.
    "Caemos en sus brazos,
    presagio de unas ramas,
    abiertas y desnudas;"
    Y podría cogerlo entero, que enterito me ha gustado.

    Un abrazo, Izara, un abrazo fuerte y gracias.

    ResponderEliminar
  3. Estas marcado y sacudido en sensibilidad, por ese otoño siempre tan nostálgico..
    Siempre caemos en sus brazos, en los recuerdos que crujen como los dorados que caen a nuestros pies,en recuentos y poesías...es una estación de alma!!
    Me ha encantado tu entrega
    Besos Izara

    ResponderEliminar
  4. Eres grande, amigo mio. Que preciosidad de composición.

    A mi tambien el otoño me seduce y fascina.

    un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Bailamos en Otoño Izara...y danzamos para el invierno, la vida es así..y dando gracias..

    y esperando esa ansiada primavera..

    pero sin prisas..y disfrutando de lo que si tenemos.

    Me alegra que no te moleste la dignidad Castellana, Castilla ha sido pobre y la dignidad es algo que nadie te puede quitar ni poner... no se regala, se gana..

    y para cuando hay poco, la dignidad oferta al menos identidad..

    Un beso Castellano, digno y sincero

    ResponderEliminar
  6. Una música muy suave, me gusta, me relaja.

    Como la música de tus palabras que son melodías para para la vista.

    Un beos.

    ResponderEliminar
  7. Me emocionaron estos versos:

    "para el baile del invierno
    no vistas tu morada,
    trae tan sólo flores
    de tu primavera pasada,
    aquéllas que guardaste ,
    envueltas en piel humana
    la que tus manos frotaron,
    cuando te necesitaban"

    Un manar de sensibilidad y nostalgia.
    Tal vez ... porque es la vida que pasa.
    Muy bello.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario