El tiempo de la prisa






¡Ay! de aquélla estrella..

..que no te vió.

Su luz no brillará,

aunque la noche,

se ponga fiera,

y extienda su sombra,

sobre las luces,

que pare el alba.

Porque la luz,
contigo viene,

y el alba a tí te abraza.

Y solo queda para la noche,

la suave luna,

que enciende el cielo,

cuando me amas.


Izara.






Comentarios

  1. Un hermoso susurro en la inmensidad de la noche.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Es un poema precioso, Izara

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  3. "...la suave luna enciende el cielo, cuando me amas"

    No brillará la estrella incapaz de verte, a tí, dulce, escribiendo estos versos íntimos y noctámbulos, antes de que amanezca.
    Felicidades, Izara, un bsito.

    ResponderEliminar
  4. Hermoso poema para iniciar el domingo. Gracias.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Ha sido un buen comienzo de domingo leer tus versos.Es un bello poema con un broche de oro.

    Un fuerte abrazo.

    Maat

    ResponderEliminar
  6. Las musas son complacientes contigo, Izara. Te dictan siempre las palabras justas. No está lejos el día en que vea tus versos publicados en un libro

    Hermoso poema, amigo.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Que lindo. Me encanta la manera que tienes de decir cosas tan bellas de una manera sencilla.Eso hace el poema doblemente hermoso.

    ResponderEliminar
  8. Bello!!!!!
    Me encanta!!!
    Que hermoso cuando el amor enciende.
    Besossss

    ResponderEliminar

Publicar un comentario