Al niño que fuí.








Como llevarte a la paz,

en medio de la batalla.

Como proteger al niño,

que tuvo mi misma hada.

Como lograr que la vida,

no le cierre las entrañas.

Conmigo camina, dentro,

yo soy su nueva coraza,

pero también el estorbo,

para clavar la mirada,

en las estrellas que fueron,

su guía aquella mañana,

cuando la vida-sol empezó,

a borrar la senda marcada.

Quizás al atardecer,

volvamos los dos a encontrarla.


Izara.

Comentarios

  1. Ay, amigo... no sabes cómo te entiendo.

    Como dice una de las crias con las que trabajo, ser mayor es un rollo. Por eso de vez en cuando, a ese niño que llevamos dentro, hay que dejarle asomarse aunque sea por un momento. Si no, termina ahogándose.

    Qué te digo que no te haya dicho antes. Tus poemas me conmueven y la música que los acompaña siempre es preciosa.

    Un abrazo, Izara

    ResponderEliminar
  2. Invariablemente, lo cubriremos siempre de polvo de nuestro camino, apocando su mirar.
    Es destino de adultos.
    Pero él vive siempre ahí, esperando que le demos oportunidad, de asomar su visión por nuestros ojos.
    Creo que es cuestión de no olvidarnos de él,porque él nunca nos olvida.
    Precioso y sabio poema.
    Una extraordinaria entrada,en su sentir,la imagen y la música.
    Feliz semana, poeta
    Un besote
    Gizz

    ResponderEliminar
  3. Bellos y nostálgicos versos, Izara.

    ¡Tan difícil caminar con nuestro niño-adulto!

    Un beso.

    S.

    ResponderEliminar
  4. Enternecedor poema que ineluctablemente lo lleva a uno abrazar su niño... pudiera decirte muchas cosas más, pero en este momento mi niño me reclama...

    Un abrazo sentido, Poeta Izara.

    ResponderEliminar
  5. Izara lograr que la senda siga siendo libre, vital, luminosa, esta en nuestra mano... y dejar que la oscuridad nos cubra.. y si lo hace... seguir adelante.... y conquistar aquello que mas deseamos.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. AUTOBOMBO/LLAMADA DE ATENCIÓN: Porque no quiero que se te/os pase desapercibida mi crónica del Anayet, publicada este viernes 11 temprano.
    Se puede contrastar el texto con las fotos expuestas... y a mí me gusta. PAQUITA

    ResponderEliminar
  7. Es maravilloso reconocerse en el espejo cuando vamos cumpliendo los años y encontrar ese niño que fuimos en la mirada que se refleja.
    Precioso homenaje, amigo
    abrazos

    ResponderEliminar
  8. Amigo Izara, quiero felicitarte las fiestas, desde mi blog, si te parece:
    http://mariluzgh.blogspot.com/2009/12/por-siempre-joven.html

    un abrazo, poeta

    ResponderEliminar
  9. AUTOBOMBO 2:
    * diciembre 18, 2009. Pico Almanzor (2592m) J.O. Gredos: 1/5/2005
    (Texto confeccionado -por mí- en su día y recuperado ahora. Las fotos son de Félix, Javier y Josele. Si las clicais... crecen. PAQUITA)

    Son las siete cuando comenzamos a andar, vamos bien de tiempo. Los principios cuestan, al menos (...)

    Porque no quiero que se te/os pase desapercibida mi crónica ... a mí me gusta. PAQUITA

    ResponderEliminar
  10. Felices fiestas poeta.
    Espero que el nuevo 2010, llegue a tu vida cargadito de cosas hermosas y sueños cumplidos.
    Un beso grande.
    Gizz

    ResponderEliminar

Publicar un comentario