Y si cayeran las letras

Adiós Aurelio


No es fácil decir adiós,

a las manos que sembraron;

nadie que es labrador,

le dice adiós a los granos,

que deja en la tierra, su amor.

Tu has dejado en el surco,

la siembra que fue tu vida,

que Dios recoge ahora viva,

porque no hay mejor gavilla,

que la hecha con espigas,

que son ofrenda de amor.


( En memoria de mi suegro,










Comentarios

  1. Lo siento mucho, Izara.
    Hermoso homenaje.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  2. Hermoso homenaje. Los que se van nos dejan su semilla para que no la dejemos morir.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Fecunda vida, sencilla y bella, lo lamento, Izara, pero con estas hermosas palabras te consuelas.
    Un abrazo, natalí

    ResponderEliminar
  4. Hermoso homenaje.
    Debió ser una linda persona.
    Espero que su lindo recuerdo, les triga consuelo.
    Un abrazo de corazón
    Gizz

    ResponderEliminar
  5. No es fácil decir adiós,no lo es,pero en cada gesto de amor que sembró,en la sonrisa de todos los que una vez sonrieron o se sintieron mejor por algo de él,sigue vivo,así que sonreír pronto,ahora él vive en vosotros,os necesita para seguir sonriendo y sembrando amor.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Lamento tu pérdida, le has escrito hermosas palabras de adiós.Su siembra dió buenos frutos de amor, abrazos amigo.

    ResponderEliminar
  7. Muy hermoso y emotivo. Comparto tu duelo. Todos los que vivimos en un ambiente rural tenemos la imagen de la espiga, las gavillas. Pero el grano muere para nuevas espigas
    y esas seguro que perdurarán siempre. Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Gracias, vuestras palabras son abrazos, directos al corazón.
    Así que Ardilla, Mónica, Natalí,Gizz, tisbe, Kathy,Milagros, desde el corazón abrazos y gracias de corazón.

    ResponderEliminar
  9. Un abrazo màs...excelente homenaje y muy sabio.Lo siento mucho corazòn.

    ResponderEliminar
  10. Muy emotivo y hermoso el homenaje en forma de versos. Abrazos

    ResponderEliminar
  11. Escucho las campanas, campanas a muerte... pero en cierta medida, a vida, la que tu le das tambien con este recuerdo... la de los que le quisieron...

    ... Me alegra encontrarme en el camino de la vida... con otra persona, que se lleva bien con sus semejantes, aunque estos tengan la etiqueta de "suegros".

    Particularmente tuve la suerte de amar a los mios, que aun hoy en día viven en mi... por todo lo que me enseñarón.

    Gracias por pasearte por mi sierra y dejarme un comentario.

    Saludos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario